Primero debes entender cómo se supone que es el proceso en Chile para darte cuenta por qué la mayoría lo hace mal:
  • El deber ser: al encontrar un empleador dispuesto a darte un trabajo, deben generarte un contrato el cual debe tener una cláusula que indica que solo puedes comenzar a realizar actividades cuando recibas el permiso de trabajo, por lo tanto, el contrato debe contemplar ese lapso de espera y la fecha de inicio debería ser de 30-45 días después para garantizar que hayas recibido el permiso. Esto aplica para cualquier visa temporaria.
  • La realidad: sobre todo en los “trabajos de inicio” (call centers, restaurantes, empleadores que son personas naturales o de micro empresas, emprendedores, tiendas de malls, etc.) cuando existe una vacante, hay que llenarla lo más pronto posible. Esto hace que se ignore la cláusula del permiso de trabajo y contraten a cualquier persona para resolver, así no tenga los documentos necesarios para trabajar legalmente.
Por una parte tú podrás pensar que eso es maravilloso porque vas a generar ingresos recién llegas y no te vas a comer tus ahorros, pero también tienes que saber que eso es ilegal y que si llega alguna inspección del Ministerio del Trabajo tanto tú como tu empleador tendrán problemas.
El permiso de trabajo como turista es una solución ideal para disminuir los riesgos de sanciones a cero. Se tramita súper rápido (normalmente un par de días) y te permite desarrollar actividades remuneradas mientras esperas el permiso de trabajo que solicitaste en el trámite de tu visa.
 
REQUISITOS, CARACTERÍSTICAS Y COSTO
Este permiso lo otorgan a quienes tengan el status de turista vigente y deseen realizar actividades remuneradas. El trámite está sujeto a análisis y en los casos que califiquen la duración del permiso de trabajo será de 30 días, prorrogables por períodos iguales, siempre dentro del límite máximo de los 90 días de permanencia que te otorgaron al entrar.
El costo equivale al 150% del arancel de la visa sujeta a contrato, de acuerdo a la nacionalidad del solicitante. Para nosotros, los venezolanos, el arancel es 60 US$, por lo tanto el permiso de trabajo como turista tiene un costo de 90 US$.
Los requisitos son:
  • Pasaporte original y fotocopia legible (de la hoja donde salen tus datos y de la hoja donde sellaron la entrada a Chile).
  • Original de la Tarjeta de Turismo vigente y fotocopia legible (el original será retenido mientras dure el permiso de trabajo).
  • Contrato de Trabajo firmado por ambas partes ante Notario indicando la individualización de las partes y labor a desarrollar.
El trámite es presencial, en la sede principal del Departamento de Extranjería y Migración (sección de Atención al Público) ubicada en San Antonio 580, piso 3, Santiago. En caso que sea en regiones, se hace en las oficinas de Extranjería de las Gobernaciones provinciales.
ACTUALIZACIÓN Octubre 2016
: Por remodelación de la sede principal de Extranjería, están direccionando todos los trámites a la nueva sede, ubicada en Fanor Velasco 56.
 
EJEMPLO DE CUÁNDO PODRÍA SER ÚTIL ESTA SOLUCIÓN
Ejemplo de un profesional: Imagínate que llegaste a Chile y de inmediato enviaste el sobre a Extranjería solicitando la visa temporaria para profesionales con tu oferta laboral. Al otro día mientras caminabas por la calle viste un letrero en un restaurante que decía “Se necesita garzón” y te acercaste a preguntar por curiosidad. Te dijeron que si te interesaba el puesto era tuyo, pero como recién enviaste la solicitud a Extranjería el permiso de trabajo que es parte del trámite de la visa va tomar entre 35 y 45 días, así que decides explicarle al dueño del restaurante que si te hace un contrato de trabajo en un par de días puedes estar trabajando allí 100% legal porque vas a pedir tu permiso de trabajo como turista. Probablemente los primeros 30 días de duración del permiso de trabajo como turista no van a ser suficientes para que te llegue el permiso de trabajo de la visa, así que lo renuevas por 30 días más. En ese segundo período de 30 días lo más probable es que, ahora sí, recibas el permiso de la visa. Con esto lograste tener una continuidad legal y en ningún momento caer en riesgos de verte afectado por alguna inspección, además de la tranquilidad de saber que estás haciendo las cosas bien.
Ejemplo de un bachiller / no profesional: este caso es súper parecido, solo que sí o sí tienes que salir a la calle a buscar empleo para solicitar tu visa por motivos laborales. Al momento de conseguir empleo lo más común es que empieces a trabajar de una vez, aún sabiendo que es algo ilegal. En vez de eso, te sugiero que tramites paralelamente la visa por motivos laborales y el permiso de trabajo como turista. Así estás legal en todo momento y te aseguras que tu plan de vida no se va a ver afectado por no pagar 90 US$ que es lo que cuesta el trámite.